CLOSE
MENU

Twitter

cel. +507 6672-7500 // studio. +507 392-7597 // e-mail. info@rubenparra.com

© 2015 Ruben Parra Studio. All rights reserved.

Facebook

 

Ya pasó toda la confusión por la organización de la boda, ha salido todo muy bien, ustedes están felices y recién llegados de su luna de miel, de repente, ves tu vestido de novia y suspiras porque vuelves a recordar cómo fue que te enamoraste de él. Y si, la mayoría de las novias con las que colaboro sienten un magnetismo peculiar hacia su vestido de novia y no es de extrañarse.

Los vestidos de novia son una verdadera joya, entre encajes, aplicaciones, pedrería, perlas, líneas de botones, transparencias y un sinfín de capas, son verdaderas obras de arte. Algunos hechos a mano y diseñados específicamente para el cuerpo de la novia.

Una de las preguntas más comunes que nos hacen las novias es si durante el Trash the Dress, se echará a perder el vestido. No hay respuesta correcta, algunas sesiones son más arriesgadas que otras, de esto depende gran parte del resultado. No será lo mismo una sesión en la playa, que en el jardín de algún hotel. Por otro lado, también depende mucho del fotógrafo, si es aventurero e impredecible, es más probable que tu vestido salga dañado.

Primero aclaremos un punto, en un Trash the Dress tu vestido no saldrá intacto, por lo menos se ensuciará, así que si no concibes esta idea mentalmente, no es conveniente que lo hagas. Ahora bien, durante el evento también se ensució y en algunos casos fue pisado y hasta rasgado, así que, es momento de hablar con tu fotógrafo y que planee un Trash the Dress que no implique más allá de eso. La habilidad del profesional de la cámara puede lograrlo bajo estas condiciones, mientras hace que la sesión sea una verdadera experiencia agradable para ustedes, capta fotografías que quedarán para tu colección de memorias.

Tip Pro: El lugar que escojan para el Trash the Dress puede ayudar a que el vestido se conserve mejor, por ejemplo, la ciudad es un excelente ambiente para este fin, un restaurante o una casa con una decoración especial, también. No todos los Trash the Dress tienen que ser en exteriores selváticos o extremos.

La otra pregunta que te plantearíamos es ¿qué harás después con tu vestido de novia? …si la respuesta es que lo guardarás, creo que una restauración podrá hacer el trabajo, mientras le haces justicia a tu vestido con un Trash the Dress.

Si en la época en la que se casaron tu mama o tu abuela, les hubieran dicho de un Trash the Dress, les hubiera parecido inconcebible. Pero las nuevas generaciones están deseosas de vivir experiencias y conservarlas en imágenes. Aprovecha esta tendencia y vive una sesión sin igual.

Habla con tu fotógrafo de bodas sobre las opciones de Trash the Dress, escenarios, formas de trabajo y toma la decisión si sientes confianza en que pueda realizar su trabajo mientras tu disfrutas del momento.

Capturamos cada momento de tu boda en fotografías que transmiten más emoción

¿Aún no tienes fotógrafo de boda? Nos encantaría que agendes una reunión, para poder conocernos

 

SHARE
COMMENTS